Catedral de Marsella


Sainte Marie Majeure - Marsella
La Catedral de Marsella (Sainte Marie Majeure) se encuentra en la explanada que une el puerto viejo con el nuevo puerto comercial, cerca del Fuerte Saint Jean, en el barrio de la Joliette. Ocupa el mismo lugar en el que estuvieron, en épocas pasadas, otros edificios religiosos, una antigua iglesia paleocristiana y una primera iglesia Mayor del siglo XII.

La construcción de la Nueva catedral se inició en la época de esplendor de mediados del siglo XIX y fue el mismo Napoleón Bonaparte quien colocó su primera piedra. De la hermosa catedral marsellesa llaman la atención sus enormes dimensiones y su estilo ecléctico, de inspiración bizantina, que le da un aspecto inconfundible.

La catedral tiene planta de cruz latina según los planos del arquitecto Leon Vaudoy que no pudo ver finalizada su obra al fallecer y continuar en su lugar su discípulo Jacques Henri Esperandieu.

Por su tamaño, se la compara con San Pedro de Roma y su particular diseño la han convertido en uno de los monumentos de visita imprescindible en Marsella. Por fuera, resulta elegante y esbelta. En el exterior se combinan distintos materiales, siendo los más destacados la piedra verde de Florencia y el delicado mármol de Carrara que crean originales franjas horizontales. También deberás fijarte en el espléndido pórtico de entrada, enmarcado entre las dos altas torres y adornado con las delicadas esculturas de Jesucristo y los apóstoles, así como en la espectacular cúpula que supera los 70 metros de altura. La mezcla de elementos románicos provenzales y neogóticos, unidos a los mosaicos bizantinos que decoran la fachada, hacen que la catedral desprenda armonía y delicadeza.

El interior también resulta sobrecogedor por la altura de la nave central, la belleza del altar mayor, en mármol y rodeado de espléndidos mosaicos, y las capillas laterales ricamente decoradas. Haciendo un recorrido detallado descubrirás valiosas obras de arte como las esculturas de los cuatro evangelistas de Louis Botinelly o el magnífico cimborrio de onix de Jules Cantini.

La imponente catedral, una de las iglesias más grandes de Francia, se abre al Mediterráneo creando una estampa inolvidable. La oficina de turismo organiza visitas guiadas sobre las que puedes informarte.

Horario

Si prefieres ir por tu cuenta, el horario habitual de apertura es de 08:30 a 20:00.

Cómo llegar a la Catedral de Marsella

Puedes llegar en metro o con el tranvía, línea 2, deteniéndote en la parada Joliette.






0 comentarios: