Puerto Viejo de Marsella

Vistas del puerto de Marsella
El Puerto Viejo, clave durante siglos en el comercio y las comunicaciones en el Mediterráneo, sigue siendo el corazón de Marsella. En los últimos años ha experimentado una profunda renovación (han aumentado las zonas peatonales) pensado en que la ciudad será Capital Europea de la Cultura en 2013. La reforma ha supuesto una mejora, pero no ha alterado su encanto y su sabor marinero. El puerto es una profunda ensenada en forma de U protegida en ambos extremos por dos fortalezas: el Castillo de Saint James y el Fuerte Saint Nicolás. En él encuentran refugio pequeños barcos de pesca y embarcaciones de recreo (en el puerto nuevo es donde atracan los grandes buques y cruceros).

El azul del mar, los barcos y los importantes monumentos que miran a la bahía crean un entorno único donde se desarrolla la trepidante vida diaria. El viejo puerto es extenso y recorrer toda la avenida que lo circunda ( quai del port - quai de belges - quai rive neuve) te llevará tiempo (también puedes cruzar de una orilla a la otra en el tradicional ferry boat que sale desde donde se encuentra el Hôtel de Ville).

Disfruta del ambiente imparable del puerto. Si te apetece, a primera hora (muy primera) podrás ver llegar los barcos de pesca al quai de belges y asistir en directo a la subasta del pescado. A lo largo del día el ambiente cambia, gente que pasea, trenes y embarcaciones turísticas que salen, curiosos que miran en los puestos callejeros o personas que disfrutan de la magnífica vista desde alguna de las agradables terrazas. Por la noche, la zona de quai rive neuve es también de las más animadas.

En tu paseo encontrarás puntos especialmente interesantes ya que algunos importantes monumentos de Marsella están en esta zona. El ayuntamiento (Hotêl de Ville), la Abadía de Saint Victor, el Teatro Nacional de Marsella (La Criée) o la Iglesia de Saint Ferréol, desde donde arranca una de las arterias principales de la ciudad, la Canebière.

Si quieres continuar tu recorrido, cerca del ayuntamiento se alza la suave colina que ocupa el barrio antiguo de Le Panier, esencia de la antigua Marsella y compañero inseparable del viejo puerto.

Foto: marcovdz






0 comentarios: